El proyecto piloto, coordinado por alumnos de la Ibero y la ERIT, prevé en primera instancia levantar entre 80 y 100 viviendas en la ranchería González.

El gobernador Andrés Granier avaló el proyecto piloto del Programa de Vivienda Sustentable, que prevé construir entre 80 y cien casas que permitirán a la comunidad resguardarse durante los meses de creciente, sin preocuparse por la salud y educación de sus hijos, seguir realizando sus actividades productivas, no descuidar el ingreso familiar, y no desarraigarse a su hábitat al no moverse a un albergue.

En el marco de la Semana de la Vivienda, Granier respaldó el programa piloto de palafitos en la ranchería González primera sección, y que ofrecerá mejores alternativas de vida a quienes habitan en zonas bajas y en márgenes de los ríos Carrizal y Samaria.

Granier señaló que el Programa, coordinado entre alumnos y profesores de la Universidad Iberoamericana y la asociación civil Educación Rural Interdisciplinario de Tabasco (ERIT), ganadora del Premio Nacional de Vivienda Rural 2010, demuestra que la suma de esfuerzos es la fórmula más efectiva para impulsar acciones de vivienda que beneficien a los tabasqueños.

Granier Melo subrayó que con respuestas concretas y oportunas es como se enfrenta el cambio climático y se atiende la problemática recurrente de las inundaciones, mediante tres vertientes: rehabilitando las viviendas dañadas; dotando de casas seguras a quienes habitan en zonas de alto riesgo; y brindando nuevas opciones de vivienda económica y sustentable para las familias del campo.

En presencia del profesor de la Universidad Iberoamericana, José Luis Creixell, El mandatario tabasqueño destacó que se trata de un proyecto vanguardista, basado en prototipos existentes en diferentes partes del país y el mundo, y adaptado a las costumbres y características geográficas de nuestra región, cuidando la distribución, ventilación, iluminación y funcionalidad de los espacios.

Acompañado por María del Carmen Barranco García, representante de la asociación ERIT, y Héctor Manuel López Peralta, secretario de Asentamientos y Obras Públicas (SAOP), detalló que el proyecto está diseñado para proteger la integridad y el patrimonio de sus habitantes y que se realizará en un predio en la ranchería que donará el Instituto de Vivienda de Tabasco (Invitab).

Centro, punta de lanza

Dijo que Informó que las acciones enmarcadas en este proyecto comenzarán en el municipio de Centro como muestra piloto, pero se extenderán hacia Centla, Jalpa de Méndez, Jonuta y Macuspana.

“Juntos, universidades, agrupaciones civiles, y sectores público y privado, seguiremos trabajando por un Tabasco más fuerte, pero sobre todo, más justo, menos vulnerable y mejor desarrollado”, expresó el jefe del Ejecutivo estatal en compañía de Felipe Ocampo Montejo, presidente del Colegio de Arquitectos Tabasqueños, sede de la presentación del proyecto sustentable.

Visión futurista

La directora del Invitab, Thelma Mabel Zurita Ojeda, señaló que el proyecto presentado es vanguardista y con visión de futuro. Se trata de un enfoque sustentable que respete la cultura del ámbito rural y aproveche sus potencialidades, asegurando a esa población que habita la margen del río Carrizal se le ofrezca la posibilidad de una casa segura y diseñada precisamente para convivir con el entorno.

Informó que son casas tipo palafito en un conjunto habitacional con equipamiento adecuado y que garantiza conservar las actividades productivas, laborales y sociales de la población.

La funcionaria estatal confió en que el proyecto se convierta en una realidad y en una experiencia exitosa para que se pueda replicar en otros municipios.

María del Carmen Barranco García, representante de la ERIT, ofreció detalles de la producción social de vivienda que desarrolla la asociación, que hace posible reubicar a familias que viven en zonas de alto riesgo y que habitan en las márgenes de los ríos Samaria y Carrizal, y que incluyen en una primera instancia a comunidades que habitan en la microrregión de La Isla, en el municipio de Centro.

El profesor de la Universidad Iberoamericana, José Luis Creixell D., hizo una presentación sobre los prototipos de la vivienda, que podría masificarse en numerosas comunidades tabasqueñas que viven cerca de afluentes. “Tenemos un buen tiempo analizando esta posibilidad y estoy seguro de que lo podremos hacer realidad en beneficio de miles de tabasqueños y de otras entidades”, afirmó el catedrático.