Colegios o polideportivos serán los primeros destinatarios del proyecto Energiaro, que ha sido presentado hoy en rueda de prensa por el Mikel Insausti, responsable de Kutxa Ekogunea, el espacio de la Obra Social de la Caja Gipuzkoa-San Sebastián que promueve iniciativas sobre medio ambiente y sostenibilidad, y Agustín Iturrioz, director general de Ennera, empresa especializada en microgeneración energética y movilidad sostenible.

Según informa la Kutxa en un comunicado, ambas entidades se han unido para crear Energiaro y "demostrar la viabilidad económica y medioambiental de las energías renovables de pequeña escala".

Las tecnologías empleadas, fundamentalmente placas solares fotovoltaicas y aerogeneradores de pequeña escala o mini-eólicas, se instalarán tanto sobre superficies públicas como privadas, sin coste alguno para los propietarios y bajo la fórmula denominada "llave en mano", de forma que la realización de la instalación será de principio a fin a cargo de Energiaro.

Los participantes tendrán la posibilidad de probar la tecnología y comprobar sus resultados, ya que podrán compartir los datos de la instalación y además consumir la energía generada de forma sostenible. Los responsables del proyecto han explicado que algunas instalaciones ya han sido acordadas en la ikastola de Orio, el polideportivo Majori de Ordizia, la sede social de Kaiku en Urnieta, escuelas cristinas de San Sebastián y Oñati, y el propio Kutxa Ekogunea.

Insausti ha asegurado que, aunque parezca que Guipúzcoa puede no reunir las condiciones climáticas necesarias para aprovechar el potencial de las energías renovables, "esto es un mito, como lo demuestra Alemania que, con menos radiación solar, es líder europeo".

El responsable de Kutxa Ekogunea ha asegurado que, en la actualidad, Guipúzcoa está "alejada de ser un territorio verde", ya que cada hogar consume 4.500 kW/hora al año (frente a los 3.400 de la media española), y sólo el 6% de la misma procede de fuentes renovables.