"La exquisitez estética y la integración urbanística del edificio barcelonés" son las claves para que el Hotel Porta Fira, levantado por FCC, haya logrado el premio 'Emporis Skyscraper 2010' al mejor rascacielos del mundo, el únio galardón a nivel mundial para construcción de gran altura.

Este hotel, ubicado en Barcelona, es obra del arquitecto japonés Toyo Itoo, y del estudio español b720 Arquitectos, liderado por Fermín Vázquez. Posee una altura de 113 metros, que dan cabida a 26 pisos. El hotel pertenece a la cadena Hoteles Santos.

Los miembros del jurado del Emporis Skyscraper han señalado que este año se ha valorado "la exquisitez estética y la integración urbanística del edificio barcelonés" frente al babilónico afán por alcanzar el rascacielos más alto del planeta del 'Burj Khalifa'", que quedó en segundo lugar en la clasificación del galardón correspondiente a este año.

Este hotel no ha sido la única mención a las construcciones de FCC reconocida por el 'Emporis Skyscraper'. También lo ha sido la barcelonesa 'Torre Diagonal Zero Zero', la actual sede de Telefónica en la ciudad condal, que quedó en noveno lugar.

Este rascacielos barcelonés está compuesto por una planta romboidal, de 110 metros de altura y 23 pisos, y ya ha conseguido otros galardones como el 'Premio Quantrium Prize' al mejor proyecto de 2010.



Entre los mejores rascacielos del 2010 hay obras de casi todos los continentes, pero los expertos destacan que el resultado de la votación demuestra que la cuenca europea del Mediterráneo se ha convertido en un centro arquitectónico de referencia mundial, según Matthew Keutenius, experto en arquitectura de Emporis y presidente del jurado de los Skyscraper.



Estos prestigiosos premios son los únicos de arquitectura que se otorgan a escala mundial a construcciones de gran altura. El jurado que los otorga lo componen expertos en arquitectura de 67 países. Entre sus ganadores de otras ediciones figuran arquitectos de la talla de Santiago Calatrava, por el Turning Torso de Malmö (Suecia), o Normán Foster, por la torre St. Mary Axe, de Londres (Gran Bretaña).