Es la primera obra de mantenimiento que recibe ese recinto desde su creación en 1994, por parte del Conaculta

Desde su creación, en 1994, al Centro Nacional de las Artes (Cenart) se la ha dado un mantenimiento menor, que consistía en "componer chapas", "trabajos de carpentiría" y "cambios de focos". Además, se ha cuidado el sistema de drenajes e impermeabilización. Ahora, se llevará a cabo una inversión de 30 millones por parte del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y 15 millones de parte del Instituto Nacional de Bellas Artes.

Así lo dio a conocer en conferencia de medios, Consuelo Sáizar, titular del Conaculta. "Se realizará un amplio y profundo programa de conservación en un espacio que es una muestra de lo mejor de la arquitectura mexicana contemporánea", sostuvo.

De acuerdo con la funcionaria las remodelaciones que se realizarán fueron convenidas con el arquitecto Ricardo Legorreta, quien estuvo a cargo del diseño del inmueble.



Los trabajos se iniciaron recimentemente y se concluirán en septiembbre, aunque algunos "detalles" podrían postergarse a diciembre. En este tiempo, dijo el director del Cenart, Roberto Vázquez, no se detendrán las actividades del edificio.



La inversión del INBA se utilizará para el remozamiento de las escuelas que alberga el espacio.



Durante la presentación de los trabajos, el arquitecto Ricardo Legorreta, quien recientemente se convirtió en el primer mexicano en obtener el prestigiado Premium Imperiale 2011 que otorga la Asociación de Arte de Japón, expresó su beneplácito: "La concepción de un edificio es equivalente a tener un hijo, imagínanse que después no le hagamos caso. Los edificios se construyen y después no se respetan, se modifican y no se consulta al arquitecto. (El remozamiento) es una alegría muy profunda. Los edificios tienen que evolucionar y en este caso se está haciendo con mucho criterio".