Partiendo de esta premisa, un equipo de ingenieros italiano ha propuesto un viaducto que incorpora 26 turbinas de viento, capaces de generar 36 millones de kilovatios hora de electricidad al año. El proyecto ha conseguido el segundo premio de la competición “Parco Solare Sud”, que solicitaba un proyecto para la autopista que une Calabria con Sicilia.

El viaducto Solar Wind también aprovecha la energía solar, puesto que su superficie estará cubierta por una densa red de células solares, protegidas por una franja de plástico transparente altamente resistente, según reza el proyecto. Las placas solares podrían generar otros 11,2 millones de kilovatios hora adicionales, sostienen sus diseñadores. Por su parte, las turbinas eólicas estarían empotradas entre los pilares del puente, que atraviesa un ventoso valle en la Calabria.

El proyecto es obra de los diseñadores Francesco Colarossi, Giovanna Saracino y Luisa Saracino. El concurso de ideas se planteó para recuperar una serie de antiguos viaductos en la región de Calabria, en la punta de la bota de Italia. El proyecto de Colarossi y sus colegas contempla convertir todo el viaducto en un parque, con espacios para que los conductores puedan detenerse y disfrutar de la vista de la costa italiana.

Aunque el viaducto Solar Wind ha atraído la atención internacional, el jurado ha preferido premiar un proyecto francés que incluye un zigurat de jardines acristalados a modo de columnas del viaducto, en un intento de minimizar el impacto estético del puente respecto a su entorno:



<? print ($TITULO) ?>


Posibilidades de construcción: Efímeras, aunque la idea quedará en el aire, esperando a alguien que le adapte su turbina correspondiente.