Cursos On-Line Diplomados Bloques de AutocadDetalles ConstructivosMonografías Diccionario Software Videos Finales Apuntes de Arquitectura Manuales Gratis

Arquitectura gótica


 






Es el arte característico del Occidente cristiano que sucede cronológicamente al románico. Nace ya en el siglo XII, coexistiendo con el estilo dominante -románico-; su máximo esplendor se produjo entre el siglo XIII y las primeras décadas del XVI y adoptó múltiples variantes regionales.
La abadía de Saint Denis (île de France) es considerada el primer edificio gótico y el centro de irradiación de este estilo hacia todo el Occidente cristiano. Occidente ha ampliado su dominio geográfico: prácticamente toda la península Ibérica está en manos cristianas.
La característica más destacada de la arquitectura gótica es su verticalidad y ligereza. Sus elementos distintivos son el arco apuntado (u ojival) y la bóveda de crucería.

El templo gótico

Aunque siguen construyéndose pequeños templos, el edificio religioso gótico por excelencia es la catedral.
Planta basilical con crucero (intersección de la nave central con las perpendiculares a ésta); cabecera o testero, donde se sitúa el presbiterio, rodeado por una girola o deambulatorio al que se abren capillas radiales.
En cuanto a los soportes, un nuevo sistema constructivo resta importancia a los muros; éstos no deben sostener grandes pesos, ya que la cubierta es más ligera y descansa por tramos en pilares cilíndricos con o sin columnillas adosadas y baquetones (molduras) que acaban sustituyendo a los capiteles.
En el exterior de los muros, un complejo sistema de contrafuertes (o estribos), arbotantes (o arcos botareles) y pináculos contrarresta el empuje de las bóvedas. En el interior, se superponen diversos niveles -normalmente cuatro-; de abajo a arriba: nivel de arcadas y soportes, galería o tribuna, triforio y ventanales con elegantes vidrieras. En el interior de la catedral gótica aparece bañado de luz multicolor y ligero como un calado.
Las cubiertas son bóvedas de crucería con esqueleto de nervios que se cruzan en el centro en la clave de bóveda. Cada tramo, entre pilar y pilar, tiene su cubierta, delimitada por los arcos fajones (o perpiaños) y los formeros. Las superficies entre los nervios y los arcos que cierran la bóveda se denominan plementos (o entrepaños). Las bóvedas de crucería simple tienen cuatro elementos, pero con el número de nerviaciones crece también el de entrepaños (bóveda sexpartita, de terceletes, estrellada y de abanico). Los arcos, al principio apuntados, se van diversificando: alancetado, conopial, carpanel.
Las torres, situadas en la fachada, suelen estar coronadas por agujas altísimas. Se construyen también torres en los extremos del crucero y sobre éste. Todo ello, añadido a los arbotantes, pináculos, etc., confiere a las catedrales góticas su monumentalidd, que domina las ciudades y las dota, mediante su perfil característico, de personalidad.
En cuanto a las fachadas, la principal es la de los pies del templo. La portada está profusamente adornada con esculturas; la fachada se completa mediante ventanas lanceoladas, rosetones, galerías. Todos estos elementos quedan a distintos niveles, contrastando su alineación horizontal con la verticalidad que le confieren las agujas de las torres, los pináculos, los arcos apuntados y los gabletes. (Acabado sobre los arcos, formado por dos líneas que crean en lo alto un ángulo apuntado. )

Es característica la fachada de la catedral de Milán (Se comenzó a construir en el siglo XIV aunque la parte fundamental de la obra fue creada durante el siglo XV, es decir, cuando Italia se volcaba en el Renacimiento. Este edificio singular es el único monumento italiano que se puede considerar completamente gótico).
Además de las catedrales ya citadas, son góticas, en Francia, Notre Dame de París, de Chartres, Reims, Amiens, Beauvais. En Italia, Orvieto, Siena, Santa Maria dei Fiori (Florencia). En España, las catedrales de Cuenca, Burgos, León, Toledo, Barcelona y Santa María del Mar, la Seo antigua de Lleida, parte de la de Girona. En Inglaterra, Salisbury, Westminster y Wells. Las de Estrasburgo, Lübeck, Colonia y Praga, en los territorios del antiguo Imperio germánico.

Otros edificios góticos

Los monasterios y, desde ellos, las órdenes religiosas propias de la época gótica (la reforma benedictina del Císter y las órdenes mendicantes de los franciscanos y dominicos) predican una austeridad que se transmite también a los edificios monacales, aunque con el tiempo, van enriqueciéndose en lo económico y en lo decorativo. Su estructura y sus componentes son, en general, las de los monasterios románicos. Son importantísimos en España los de Poblet y Santes Creus, de estilo cirterciense, y el de Santa María de Pedralbes. En Portugal, el de Batalha.
La arquitectura civil gótica es muy rica y variada. El palacio o residencia señorial urbana es un edificio muy representativo del gótico civil (Palacio Real de Barcelona). Los castillos van perdiendo su importancia defensiva y estratégica, aunque en la península Ibérica destacan los castillos de las órdenes militares. Los edificios sede del poder político (municipal, por ejemplo) proliferan; también los edificios comerciales (atarazanas, lonjas, etc.) y los hospitales. Muchas ciudades están amuralladas.

Románico que se construyó en el Reino de Aragón.


Este estilo arquitectónico fue creado por maestros constructores lombardos quienes lo difundieron por toda Europa. Recoge la tradición romana así como las influencias bizantinas y de Al Andalus. Son construcciones de gruesos muros con muy pocas aberturas al exterior, reforzados mediante gruesos pilares con columnas adosadas en el interior y contrafuertes exteriores, para poder soportar el peso de la bóveda de cañón con que se cubre el techo.
La planta suele tener forma de cruz y estar formada por tres naves, siendo la central más ancha y alta que las laterales, rematadas en la cabecera por ábsides cubiertos por bóveda de cañón.
Las portadas se construyen con arcos de medio punto y arquivoltas con molduras radiales y tímpano en el que suele esculpirse un crismón. La decoración está compuesta por motivos geométricos, florales, animales y con representaciones de pasajes bíblicos, adaptada su representación al espacio (tímpano, capiteles, frisos) de tipo ornamental y didáctica (lucha entre el bien y el mal).
La pintura se caracteriza por la simplicidad de trazos, la falta de elementos paisajísticos y el hieratismo y severidad de las imágenes representadas. Destacan los frescos de Bagües representando la historia bíblica, actualmente situados en el Museo Diocesano de Jaca.
Los castillos, monasterios, catedrales e iglesias románicas se construyeron conforme iba avanzando la conquista de la taifa zaragozana por las tropas de los monarcas aragoneses, siendo un elemento muy importante en la vertebración de los nuevos territorios. Tanto militarmente, mediante tenentes (nobles a quienes el rey encomienda la defensa de un territorio) en los castillos, como socialmente (monasterios e iglesias), el escasamente poblado territorio del Reino de Aragón se organiza feudalmente. Se van creando los fueros con los que se dota a las villas de una ordenación jurídica (servirá de modelo el concedido a la ciudad de Jaca) y se estrechan lazos con Europa, creando una sociedad y un arte similar al del otro lado de los Pirineos.
Con el vasallaje a la Santa Sede (Gregorio VII) del naciente reino aragonés (de donde procederían los colores de las barras aragonesas), Sancho Ramírez consolidó la posición de Aragón y lo introdujo en el concierto de los reinos europeos, pero además, esto permitió la entrada de las reformas de la escritura, del rito religioso, sustituyéndose el mozárabe por el latino así como reformar las órdenes monásticas, posibilitando una mayor expansión de los monasterios, construidos en estilo románico.
La imposición de parias (impuestos a cambio de paz) a la taifa zaragona y los impuestos de aduanas dotaron a este pequeño reino del suficiente poder económico para acometer obras como la seo de Jaca (primera gran obra románica construida en España).

En Aragón hallamos edificios de diversa influencia:

- Mozárabe en las iglesias del Gállego o en san Juan de la Peña.
- Clásica en la seo de Jaca.
- Bizantina en la iglesia del castillo de Loarre.
- Carolingia en la tribuna de Siresa.
- Normanda en la cripta de Sos.
- Lombarda en Alaón y Obarra.
- Jacobea en las Cinco Villas y en la inconclusa iglesia de Santiago en Agüero
- Transición románico-gótica en los monasterios de Sijena, Veruela, Rueda y Piedra.
- Arabe-gótico en el castillo de Alcañiz (influencia más conceptual que arquitectónica de los Ribat musulmanes).
- Mudejar-gótico en Teruel y Daroca.


 





Facebook Arquba.com

Buscar en ARQUBA

FADU UBA Facultad de Arquitectura Diseno y UrbanismoFADU UBA Facultad de Arquitectura Diseno y Urbanismo

Fadea Federacion Argentina de Entidades de Arquitectos

FPAA Federacion Panamericana de Asociaciones de Arquitectos

UIA Union Iternationale des Architectes

SCA Sociedad Central de Arquitectos

CAPBA Colegio de Arquitectos de da Provincia de Buenos Aires

Union de Arquitectos de Catamarca

Sociedad Arquitectos del Chaco

CACH Colegio de Arquitectos de la Provincia del Chubut

CA Colegio De Arquitectos De La Provincia De Cordoba

SOARCO Sociedad de Arquitectos de Corrientes

CAPER Colegio de Arquitectos de la Provincia de Entre RiosCAPER Colegio de Arquitectos de la Provincia de Entre Rios

Colegio Publico de Arquitectos de Formosa

Colegio de Arquitectos de Jujuy

Asociacion de Arquitectos de la Pampa

Colegio de Arquitectos de la Provincia de la Rioja

CAMZA Colegio de Arquitectos de Mendoza

Colegio de Arquitectos de la Provincia de Misiones

Colegio de Arquitectos de La Provincia del Neuquen

CARN1 Colegios de Arquitectos de Rio Negro

Colegio de Arquitectos de Salta

CASJ Colegio de Arquitectos de San Juan

Colegio de Arquitectos de San Luis

ARQSC Arquitectos Santa Cruz

CAPSF Colegio de Arquitectos de la Provincia de Santa Fe

CASE Colegio de Arquitectos de Santiago de Estero

Colegio de Arquitectos de Tierra del Fuego

CAT Colegio de Arquitectos de Tucuman