Cursos On-Line Diplomados Bloques de AutocadDetalles ConstructivosMonografías Diccionario Software Videos Finales Apuntes de Arquitectura Manuales Gratis

La Arquitectura de la Ciudad


 







Introducción


Hechos urbanos y teoría de la ciudad:

La ciudad es entendida como arquitectura y esta como construcción de la ciudad en el tiempo.
La arquitectura es como una creación inseparable de la vida civil y de la sociedad en la que se manifiesta; ella es, por su naturaleza, colectiva.
Iniciaron la arquitectura al mismo tiempo que el primer trazo de la ciudad; la arquitectura es, así, connatural a la formación de la civilización y un hecho permanente, universal y necesario.
Creación de un ambiente más propicio a la vida e intencionalidad estética son los caracteres permanente de la arquitectura.
La arquitectura es diferente a todo otro arte o ciencia.
Con el tiempo, la ciudad crece sobre sí misma; adquiere conciencia y memoria de sí misma. En su construcción permanecen sus motivos originales, pero con el tiempo concreta y modifica los motivos de su mismo desarrollo.
Este contraste entre lo particular y lo universal, entre lo individual y lo colectivo, es uno de los puntos de vista principales desde los cuales está estudiada la ciudad en este libro; entre la esfera pública y la privada, entre el diseño racional de la arquitectura urbana y los valores del locus.
Intento crear un método análisis que se deduce de la teoría de los hechos urbanos, de la consideración de la ciudad como manufactura y de la división de la misma en elementos primarios y en zona residencial.
La arquitectura es la carga de los sentimientos de las generaciones, de los acontecimientos públicos, de las tragedias privadas, de los hechos nuevos y antiguos. El elemento colectivo y el privado, sociedad e individuo, se contraponen y se confunden en la ciudad, constituida por tantos pequeños seres que buscan una sistematización y al mismo tiempo un pequeño ambiente para ellos, más adecuada al ambiente general.
Los cambios bruscos en el uso del suelo así como especulación y obsolescencia son algunos de los medios más conocidos de la dinámica urbana. Quedan como imagen del destino interrumpido de los singular, de su participación, en el destino de la colectividad. Como conjunto, parece en cambio expresarse con caracteres de permanencia en los monumentos urbanos, signos de la voluntad colectiva, expresados a través de los principios de la arquitectura, parecen colocarse como elementos primarios, como puntos fijos de la dinámica urbana. Principios y modificaciones de lo real constituyen la estructura de la creación humana.
Podemos estudiar la ciudad desde muchos puntos de vista: pero esta emerge de manera autónoma cuando la consideramos como construcción, como arquitectura.
De los diversos métodos para afrontar el problema del estudio de la ciudad, surge el método comparativo (comparación metódica de la sucesión regular de las diferencias crecientes) y el método histórico (no podemos considerar la historia de una ciudad simplemente como un estudio histórico, debemos también poner particular atención en el estudio de las permanencias; los elementos permanentes pueden ser considerados también en la proporción de elementos patológicos).
Los puntos fijados por Ferdinand De Saussure para el desarrollo de la lingüística, podrían ser transpuestos como programa para el desarrollo de la ciencia urbana: descripción e historia de las ciudades existentes, investigación de las fuerzas que están en juego de modo permanente y universal, necesidad de limitarse y definirse.
El problema político es entendido como un problema de elección por la cual la ciudad se realiza así misma.
Una parte importante de nuestros estudios tendrían que estar dedicados a la historia de las ciudades ideales y a la de las utopías urbanas, la historia de la arquitectura y de los hechos urbanos realizados es siempre la historia de la arquitectura de las clases dominantes.
Desde el punto de vista del estudio de la ciudad hay dos posiciones muy diferentes, es útil abordar estas posiciones a partir de la historia de la ciudad griega y de la contraposición del análisis aristotélico y de la república platónica.
Hay dos grandes sistemas; el que considera la ciudad como el producto de los sistemas funcionales generadores de su arquitectura, y por ende del espacio urbano, y el que la considera como una estructura espacial.
En los primeros, la ciudad nace del análisis de sistemas políticos, sociales, económicas, y es tratada desde el punto de vista de estas disciplinas; el segundo punto de vista pertenece más bien a la arquitectura y a la geografía.
Los mitos son explicados de modo diferente por cada generación que añade al patrimonio recibido del pasado nuevos elementos.
La importancia del rito y su naturaleza colectiva, su carácter esencial de elemento conservador del mito constituyen una clave para la comprensión del valor de los monumentos y, para nosotros, del valor de la fundación de la ciudad y de la transmisión de las ideas en la realidad urbana.
El rito es el elemento permanente y conservador del mito, lo es también el monumento que, desde el momentos mismo que atestigua el mito, hace posibles sus formas rituales.
Las historias de la ciudad resuelven los problemas más difíciles fragmentando los períodos entre sí e ignorando así, o no pudiendo captar a través de resultados diversos que constituyen sin embargo la importancia del método comparativo, los caracteres universales y permanentes de las fuerzas de la dinámica urbana.
Los cambios políticos en los Estados modernos han demostrado que el esquema urbano se modifica muy lentamente en el paso de la ciudad capitalista a la ciudad socialista
Haremos una clasificación en cuatro partes:
1. Problemas de descripción y clasificación, y problemas tipológicos.
2. Estructura de la ciudad por partes.
3. Arquitectura de la ciudad y del locus sobre el que esta persiste(Historia urbana).
4. Dinámica urbana y problema de la política como elección.


Capítulo primero


Estructura de los hechos urbanos:


1) Individualidad de los hechos urbanos.

Al describir una ciudad nos ocupamos preponderantemente de su forma; esta es un dato concreto que se refiere a una experiencia concreta: Atenas, Roma, París.
Por arquitectura de la ciudad se puede entender dos aspectos diferentes; en el primer caso es posible asemejar la ciudad a una gran manufactura, una obra de ingeniería y de arquitectura más o menos grave o compleja, que crece en el tiempo, en el segundo caso podemos referirnos a hechos urbanos caracterizados por una arquitectura propia y por una forma propia. Nos damos cuenta de que la arquitectura es un aspecto de una realidad más compleja, de una estructura particular, puesto que es el último dato verificable de esta realidad, constituye el punto de vista más concreto con el que enfrentarse al problema.
En todas las ciudades de Europa hay grandes palacios, o complejos edificatorios, que constituyen auténticas partes de ciudad y cuya función es difícilmente la originaria.
Un ejemplo de esto es el Palazzo della Ragione de Padua. Impresiona ver la pluralidad de funciones que un palacio de este tipo puede contener y como esas funciones son completamente independientes de su forma y que sin embargo es esta forma la que queda impresa, la que vivimos y recorremos y la que a la vez estructura la ciudad.
La individualidad depende más de la forma que de la materia; su forma compleja y organizada en el espacio y en el tiempo.
Todos pensamos en los valores que han permanecido y tenemos que constatar que si bien éstos tenían conexión propia con la materia, que éste es el único dato empírico del problema, sin embargo nos referimos a valores espirituales.
Hay personas que detestan un lugar porque va unido a momentos nefastos de su vida, otros reconocen en un lugar un carácter fausto; también éstas experiencias y su suma constituyen la ciudad.
Un hecho urbano se puede relacionar principalmente con algunos grandes temas como la individualidad, el locus, el diseño, la memoria.
La descripción de la forma, puede ser realizada mediante términos observativos, por medio de la morfología urbana: la descripción de las formas de un hecho urbano; pero es solo un momento, un instrumento. Se aproxima al conocimiento de la estructura pero no se identifica con ella.


2) Los hechos urbanos como obra de arte.

En la naturaleza de los hechos urbanos hay algo que los hace muy semejantes con la obra de arte; estos son una construcción en la materia, y a pesar de la materia; son condicionados pero también condicionantes.
Los hechos urbanos son complejos en sí mismo y a nosotros nos es posible analizarlos pero difícilmente definirlos.
El concepto que pueda hacerse uno de un hecho urbano será siempre algo diferente del tipo de conocimiento de quien vive el mismo hecho.
Esas consideraciones pueden limitar de algún modo nuestra tarea; es posible que ésta consista principalmente en definir aquel hecho urbano desde el punto de vista de la manufactura.
Cuestiones fundamentales, como las tipologías, aun no han sido objeto de un trabajo sistemático serio en el campo de las ciencias urbanas. Hay demasiadas hipótesis no verificadas, y por lo tanto necesariamente son generalizaciones carentes de sentido.
Todas las grandes manifestaciones de la vida social tienen en común con la obra de arte el hecho de nacer de la vida inconsciente; a un nivel colectivo en el primer caso, individual en el segundo; pero la diferencia es secundaria porque unas son producidas por el público, las otras para el público.
Lévi – Strauss dice que más que las otras obras de arte, la ciudad está entre el elemento natural y el artificial, objeto de naturaleza y sujeto de cultura.
También tendremos que tener en cuenta cómo los hombres se orientan en la ciudad, la evolución y formación de su sentido del espacio.
Analizando la arquitectura por su valor más profundo; de cosa humana que forma la realidad y conforma la materia según una concepción estética.
Los teóricos se han adentrado en la estructura urbana siempre intentando percibir cuales eran los puntos fijos, los verdaderos nudos estructurales de la ciudad, aquellos puntos donde se realizaba la acción de la razón.
Camillo Sitte dice que “…tenemos hoy tres sistemas principales de construir la ciudad; el sistema ortogonal, el sistema radial, y el circular. Las variantes resultan generalmente de la fusión de los tres métodos. Todos estos sistemas tiene un valor artístico nulo; un objetivo puramente técnico. La red viaria desde el lado artístico nos es ni más ni menos, indiferente. Solo es artísticamente importante lo que puede ser abarcado por la vista, lo que puede ser visto: la calle concreta, la plaza concreta”.
Creemos al contrario, que el todo es más importante que cada una de las partes; y que solamente en su totalidad el hecho urbano, por lo tanto también el sistema viario y la topografía urbana hasta las cosas que se pueden aprender paseando de un lado a otro de una calle, constituyendo esta totalidad.


3) Cuestiones tipológicas.

Ya en los poblados neolíticos hay la primera transformación del mundo a la necesidad del hombre. La patria artificial es, pues, tan antigua como el hombre.
El tipo se va constituyendo según la necesidad y según la aspiración de belleza; único y variado en sociedades diferentes y unido a la forma y al modo de vida.
Milizia nunca define el tipo, pero afirmaciones como la siguiente pueden ser contenidas en este concepto: “La comodidad de cualquier edificio comprende tres objetos principales: su situación, su forma, la distribución de sus partes”.
El concepto de tipo es algo permanente y complejo, un enunciado lógico que se antepone a la forma y que la constituye.
Quatremère de Quincy define el modelo y el tipo: Tipo no representa tanto la imagen de una cosa que copiar o que imitar perfectamente, sino un elemento que sirva de regla al modelo. El modelo es un objeto que tiene que repetirse tal cual es; el tipo es, por el contrario, un objeto según el cual nadie puede concebir obras que no se asemejen en absoluto entre ellas. Todo es preciso y dado en el modelo; todo es más o menos dado en el tipo.


 





Facebook Arquba.com

Buscar en ARQUBA

FADU UBA Facultad de Arquitectura Diseno y UrbanismoFADU UBA Facultad de Arquitectura Diseno y Urbanismo

Fadea Federacion Argentina de Entidades de Arquitectos

FPAA Federacion Panamericana de Asociaciones de Arquitectos

UIA Union Iternationale des Architectes

SCA Sociedad Central de Arquitectos

CAPBA Colegio de Arquitectos de da Provincia de Buenos Aires

Union de Arquitectos de Catamarca

Sociedad Arquitectos del Chaco

CACH Colegio de Arquitectos de la Provincia del Chubut

CA Colegio De Arquitectos De La Provincia De Cordoba

SOARCO Sociedad de Arquitectos de Corrientes

CAPER Colegio de Arquitectos de la Provincia de Entre RiosCAPER Colegio de Arquitectos de la Provincia de Entre Rios

Colegio Publico de Arquitectos de Formosa

Colegio de Arquitectos de Jujuy

Asociacion de Arquitectos de la Pampa

Colegio de Arquitectos de la Provincia de la Rioja

CAMZA Colegio de Arquitectos de Mendoza

Colegio de Arquitectos de la Provincia de Misiones

Colegio de Arquitectos de La Provincia del Neuquen

CARN1 Colegios de Arquitectos de Rio Negro

Colegio de Arquitectos de Salta

CASJ Colegio de Arquitectos de San Juan

Colegio de Arquitectos de San Luis

ARQSC Arquitectos Santa Cruz

CAPSF Colegio de Arquitectos de la Provincia de Santa Fe

CASE Colegio de Arquitectos de Santiago de Estero

Colegio de Arquitectos de Tierra del Fuego

CAT Colegio de Arquitectos de Tucuman