Cursos On-Line Diplomados Bloques de AutocadDetalles ConstructivosMonografías Diccionario Software Videos Finales Apuntes de Arquitectura Manuales Gratis

La calidad en la obra pública aplicada a edificios de oficinas gubernamentales en México


 






OBJETIVO

Lograr como arquitectos, ofrecer espacios dignos y eficientes para el trabajo de la Administración Pública en México, ofreciendo el entorno de su servicio para la completa satisfacción de su principal cliente e inversionista: el ciudadano, bajo los principios de calidad total.

INTRODUCCIÓN

En mi experiencia en proyectos de oficinas para atención al público y administrativo he podido detectar que los arquitectos somos responsables de la calidad en la creación de los espacios adecuados para desempeñar de manera eficiente el trabajo de los servidores públicos.

Me he percatado en mis visitas a inmuebles de diferentes puntos de la República, las grandes necesidades que el personal tiene y que desesperadamente piden solucionar ya que en muchas ocasiones sus lugares de trabajo mas parecen de tortura, con esto no justifico a los malos servidores públicos, me refiero a que no se tiene el mismo desempeño en un lugar adecuado y confortable que en lugares improvisados e inhumanos.

El nuevo gobierno hace mucho énfasis en el cambio de actitud y de servicio y realmente es lo que debe hacerse, pero tomando en cuenta todos los enfoques. Se habla de los recortes de presupuesto, cuando se derrochan grandes cantidades de dinero en proyectos que no van de acuerdo a las necesidades reales de los usuarios, producto de la falta de planeación y estudios a conciencia de parte de las áreas de proyectos y obras en las diferentes dependencias. Debido a la falta de conocimientos de la gente que se desempeña en estas áreas, hay poca gente especializada, no hay una capacitación ni actualización continua.

Se debe mejorar sí, pero todo empieza desde la actitud y mentalidad de los que tienen los más altos mandos. No entraré en detalles políticos, lo que nos concierne es la arquitectura y sus implicaciones en el desempeño de los servidores públicos.

Mi interés en este tema es porque al igual que todos, pagamos impuestos de donde sale el capital de inversión de las obras públicas y más que pueblo somos los principales “accionistas políticos y económicos ” más que clientes, que si así nos consideráramos tomaríamos el derecho de exigir calidad en el trato y servicio que se nos brinda. Es nuestra tarea como arquitectos el ofrecer esos espacios adecuados.

Hoy en día, en el Sector Público, ocupa edificios de oficinas que resultan poco adecuados para las necesidades operativas y de confort, lo que ocasiona gastos excesivos en el uso de equipos y sistemas de climatización, y desperdicio en el consumo energético. También es importante tomar en cuenta que muchos de estos edificios son rentados por las dependencias de gobierno, lo que limita las adecuaciones que cubran las necesidades reales de espacio, función y bienestar.
LA FALTA DE CALIDAD EN LA PLANEACIÓN ARQUITECTÓNICA PUEDE SER FACTOR IMPORTANTE EN UN MAL DESEMPEÑO DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

Nuestro desempeño como arquitectos también tiene consecuencias en el problema de la mala calidad de los servicios públicos. En mi experiencia personal , las áreas de proyectos en las dependencias de gobierno, tienen muchas deficiencias por ejemplo citaré algunos muy significativos:

Se carece de una organización y planeación de funciones dentro de las mismas, ya que se duplican las tareas, todos proyectan, todos capturan, todos hacen levantamientos. Otro problema es que no se designan los proyectos, responsabilizando a cada quien por el proyecto que esté desarrollando, al contrario, uno va a hacer el levantamiento y conocimiento del inmueble que se va a adaptar, regresan con información insuficiente, el problema es que la persona que hace la captura de información es otra y empiezan problemas de entender que están haciendo.

Por cargas de trabajo mal distribuidas ese mismo proyecto lo desarrolla otra persona totalmente ajena al conocimiento del usuario, clima, condiciones urbanas, en pocas palabras “se proyecta a ciegas”. Se realizan proyectos express, por los “bomberazos”, parece conato de incendio cuando surgen estas emergencias, porque de pronto a un alto directivo se le ocurrió preguntar por tal o cual administración, se llega hasta la realización del catálogo de conceptos, y ¿cómo es posible que se estén dando cantidades de obra y costos de algo que no fue analizado de ninguna manera? , lo importante es salir al paso, “para quedar bien” ¿y cómo queda la calidad del proyecto y el espacio propuesto?

Hace falta realizar estudios a conciencia de la factibilidad de inversión en los inmuebles, la conveniencia de rentar a muy altos costos edificios que no son los adecuados para las funciones administrativas públicas , claro que en muchas ocasiones hay ciertos “convenios” entre los dueños de estos edificios y el personal encargado de elegir. Hay inmuebles que estructuralmente están dañados, no hay elementos tan importantes para la seguridad como lo son escaleras y salidas de emergencia, acceso y facilidades para personas con problemas físicos.

Se gasta también mucho en adecuaciones y cambios para el uso, en cuanto a instalaciones especiales y de voz y datos, que no se recupera, ya que a veces los cambios de inmueble son constantes y eso también es un problema para el personal, ya que la adaptación a un nuevo sitio lleva tiempo, en cuanto a recorridos para llegar a él, lo que hay en el entorno y como afecta.

Y por otro lado en otros inmuebles no se asigna el recurso financiero necesario y se escatima en instalaciones que procuren el confort del personal porque desgraciadamente no se analiza a conciencia a los inmuebles, sus características, áreas, servicios, estudio del entorno urbano, alto impacto en la zona, vías de acceso, sería mucho más fácil ubicar a la Administración. Aún después de terminadas las adecuaciones siguen operando de manera incorrecta. En muchas ocasiones los espacios resultan inhumanos para ser habitados, las condiciones climáticas también tienen severas consecuencias. La gente deja de ser productiva en un espacio en el que no se siente a gusto, donde la iluminación tampoco es la adecuada, y la ventilación ni se diga. Se les da solo una “manita de gato” por encima y el peligro sigue latente.

También existe mucha gente improvisada, (no toda) que solo se realiza un simple acomodo de muebles, que realmente no se llega a la solución adecuada. Hace falta especialización y capacitación de acuerdo al tipo de proyectos que ahí se desempeñan. También el sueldo que se percibe quizá no es equivalente al trabajo y responsabilidad adquiridas, lo que hace que el personal trabaje a disgusto y la clásica frase de “hago como que trabajo, porque hacen como que me pagan” (que no debería ser así, éste se convierte en un pensamiento mediocre) y el trabajo tampoco se realiza bien, o simplemente se dedican a trabajos personales en horas laborales, lo que ocasiona grandes fugas de recursos y tiempo.

No hay comunicación entre proyectos, ingenierías, obras y costos, todo esto se refleja claramente en los errores que se presentan al realizar la obra y los continuas diferencias que surgen entre éstas áreas, nadie asume su responsabilidad.

Cuando se tiene la necesidad de modificar espacios, por parte de las unidades administrativas, se envían como petición por medio de documentos oficiales, pero de la fecha en la que surge la petición a cuando es atendida, pasa mucho tiempo, debido a la serie de trámites burocráticos. Esto hace que dichas unidades opte por realizar obra con recursos propios y sin conocimiento especializado, que en el momento resuelve el problema, pero no se ataca correctamente.

No se realiza un estudio centralizado de distribución de planta, con el fin de optimizar el flujo de documentos y de personas. En parte, debido a que no todos los inmuebles con que se cuenta, son apropiados para ubicar funcionalmente a las unidades administrativas, proyectando además una imagen de desorden y dificultando las labores del personal. Por eso es importante tomar en cuenta los distintos procesos, en algunos casos la distribución carece de lógica para el desarrollo normal de sus operaciones.

Esta situación rompe la secuencia adecuada de los procesos en trámites, originando además de extravíos de documentación, tránsito de personal a través de distintas oficinas para entregar documentación. Este hecho por sí mismo propicia la falta de control del personal y el acceso poco controlado del público a las áreas operativas.

La Licitación Pública en ocasiones (no digo siempre) es más bien un negocio entre algunos participantes y la gente encargada de dar fallos, o que tienen los costos base del concurso, de lo que sacan beneficios personales y económicos cuando les pagan el “favor”. Lo que hace que se pierda la transparencia en el proceso de licitación y que desanime a la gente que está invirtiendo en participar honradamente en los concursos.

En suma, una mala planeación arquitectónica integral en edificios de oficinas de gobierno puede provocar entre otras muchas cosas:

- Mal funcionamiento operativo
- Entorpecer las funciones y líneas de producción
- Espacios insuficientes para la cantidad de personal
- Hacinamiento
- Falta de confort ambiental
- Mal humor en los empleados
- Mala atención a los ciudadanos
- Mal estar en las personas que acuden a realizar trámites
- Problemas de salud y estrés
- Gasto excesivo en el uso de instalaciones especiales y de aire acondicionado
- Gasto excesivo y desperdicio de energía
- Gasto excesivo en adecuaciones de inmuebles rentados

Estos entre muchos otros problemas que se suscitan y que no son la única causa, eso es importante aclarar, pero que si tienen una gran influencia.

DETERMINAR NECESIDADES REALES

Planteando el problema real y actual: ¿Cómo proyectar oficinas para el sector público que sean funcionales, confortables, de acuerdo a las necesidades reales de los usuarios, reducir tiempos y costos de obra, utilizando materiales prefabricados e innovadores que puedan volver a aprovecharse para los cambios de inmuebles, renovaciones o ampliaciones?. Es importante realizar estudios de varios inmuebles y realizar la recopilación de información por medio de:

- Visitas a los inmuebles de estudio, vivir el estudio y los problemas, hacer una observación general de la situación en la que se encuentran actualmente, espacios, funcionales, condiciones de trabajo ergonómicas.
- Investigación de tasas de crecimiento de población laboral y de ciudadanos, por zona de influencia, temporadas de mayor atención. Posibles cambios de inmueble.
- En el caso de seguridad detectar problemas de salidas y rutas de evacuación, condiciones estructurales del inmueble, toda esta recolección de datos se obtienen directamente de la fuente por parte del investigador.
- Consulta documental: Bibliografía especializada en oficinas, ya sean públicas o privadas, especializada en tecnología, construcción, normas .
- Tomar el ejemplo de lo que se está haciendo en otros países del mundo, como es el caso de Estados Unidos, Hong Kong, Europa, entre otro, donde se realizan estudios de los edificios de gobierno para encontrar maneras de ahorrar la energía, mejorar la calidad de los espacios y sus implicaciones económicas.

Después de recopilar la información necesaria determinar cuál es me método más conveniente para ordenar la información de acuerdo a la acción que se desea realizar.

ANÁLISIS DEL PERSONAL

Un punto extremadamente importante es el análisis de las plantillas de personal, ya que son los usuarios y debemos tomar en cuenta sus funciones, jerarquías, relación con otras áreas. Claro que estos datos le son proporcionados al proyectista, pero por lo regular como información donde sólo son tratados como cifras, números, una base de datos sin vida. Aquí radica el inicio de los problemas, es importante tener el contacto directo con ellos, en ocasiones todo se maneja de manera administrativa. El arquitecto pierde esa sensibilidad que le da el sentido humano al espacio, ya que no tiene la menor idea para quien está proyectando.

CONCLUSIONES

Debido a diversas condiciones se tiene en un pésimo concepto a los servidores públicos, se tiene por empleado flojo, que solo cumple con un horario de trabajo (en el mejor de los casos), prepotente, corrupto, en fin, una variedad de adjetivos que no tiene caso mencionar.

Con el cambio de gobierno y la manera como se desea llevar la Administración Pública, son aplicables los sistemas de calidad, y en el caso de las obras públicas también, y en conjunto se puede dar una imagen de gran empresa pública, en la que el principal inversionista y cliente, somos todos los que con nuestros impuestos la mantenemos. Es importante elegir los inmuebles de acuerdo a la función que se va a desempeñar, evitándose así un hacinamiento inhumano para las personas que ahí laboran, que baja la productividad y llega hasta a poner en riesgo la salud y seguridad de los mismos.

Los sistemas de calidad en general, ofrecen una amplia gama de posibilidades para lograr la excelencia en todos los sentidos, es algo difícil terminar con viejas costumbres, pero si todos colaboramos con nuestra aportación personal, en el papel que nos toque ejercer, esto no será imposible, y pronto se verá el cambio favorable para todo el país, pero para eso hay que reeducarnos y cambiar de mentalidad y hacerlo una forma de vida.

Por: Arq. Irma Olivia Uribe Roa
Universidad Nacional Autónoma de México
Maestría en Arquitectura, campo de conocimiento Tecnología


 





Facebook Arquba.com

Buscar en ARQUBA

FADU UBA Facultad de Arquitectura Diseno y UrbanismoFADU UBA Facultad de Arquitectura Diseno y Urbanismo

Fadea Federacion Argentina de Entidades de Arquitectos

FPAA Federacion Panamericana de Asociaciones de Arquitectos

UIA Union Iternationale des Architectes

SCA Sociedad Central de Arquitectos

CAPBA Colegio de Arquitectos de da Provincia de Buenos Aires

Union de Arquitectos de Catamarca

Sociedad Arquitectos del Chaco

CACH Colegio de Arquitectos de la Provincia del Chubut

CA Colegio De Arquitectos De La Provincia De Cordoba

SOARCO Sociedad de Arquitectos de Corrientes

CAPER Colegio de Arquitectos de la Provincia de Entre RiosCAPER Colegio de Arquitectos de la Provincia de Entre Rios

Colegio Publico de Arquitectos de Formosa

Colegio de Arquitectos de Jujuy

Asociacion de Arquitectos de la Pampa

Colegio de Arquitectos de la Provincia de la Rioja

CAMZA Colegio de Arquitectos de Mendoza

Colegio de Arquitectos de la Provincia de Misiones

Colegio de Arquitectos de La Provincia del Neuquen

CARN1 Colegios de Arquitectos de Rio Negro

Colegio de Arquitectos de Salta

CASJ Colegio de Arquitectos de San Juan

Colegio de Arquitectos de San Luis

ARQSC Arquitectos Santa Cruz

CAPSF Colegio de Arquitectos de la Provincia de Santa Fe

CASE Colegio de Arquitectos de Santiago de Estero

Colegio de Arquitectos de Tierra del Fuego

CAT Colegio de Arquitectos de Tucuman